¿De qué está hecho el amor?


Creo que si alguien pudiera dar respuesta a la pregunta que da título a este post, se haría millonario. Yo misma estaría contando los billetes en mi ático de la Quinta Avenida.

Los componentes del amor han sido estudiados desde... desde ni lo sé. Desde siempre, supongo.

Dentro de la Psicología, existen millones de teorías y millones de autores que han buscado los ingredientes cuya mezcla en una coctelera explican de mejor manera la llegada del amor.

La primera pregunta que en mi opinión debemos hacernos es: ¿qué diferencia el amor del cariño? Esto puede ser un buen punto de partida para pararse a pensar de qué está hecho el amor, porque nos permite clarificar conceptos.

Hay autores que consideran que amor y cariño son dos fenómenos diferentes. Mientras que el cariño se basa fundamentalmente en el afecto y el respeto, el amor descansa en la intimidad, el compromiso y la preocupación por el bienestar del otro. No es el mismo sentimiento el que te despierta un compañero de clase con el que te llevas bien que un amigo de los de verdad. Con ambos puedes tener una relación agradable, pero la experiencias emocionales no son las misas.


Dentro del amor, además, los teóricos distinguen entre el amor llamado compañero y el amor pasional (el enamoramiento de toda la vida).

El enamoramiento es ese estado cargado de emociones y excitación fisiológica que va acompañado de pensamientos frecuentes sobre la persona amada y de un intenso deseo por conocerla en profundidad.

El amor compañero, por otra parte, se caracteriza por tener un tono más moderado. Las emociones más comunes son la ternura, el afecto y la preocupación por la felicidad del otro. Es el que suele estar a la base de las relaciones duraderas.

NOTA: prometo hablar en profundidad de las características de cada tipo de amor en algún post futuro, en especial del amor pasional.

Sin duda, dentro de los millones de autores que os decía que han estudiado los componentes del amor, destaca uno en concreto: Stenberg.

Stenberg creó su famoso Modelo Triangular del Amor, que declaraba que el amor estaba compuesto por los factores intimidad, pasión y compromiso.

¿A qué se refiere con cada uno de ellos?

  • La intimidad representa ese sentimiento de cercanía y afecto hacia el otro: comunicación, apoyo y respeto.
  • La pasión sería el componente más fisiológico. Es un estado de excitación mental y física que se materializa en un deseo de unión.
  • El compromiso supone la decisión de amar a alguien a largo plazo y el deseo de mantener ese amor.
Estos tres serían los factores que, según Stenberg, estarían a la base del amor.

Pero el autor no se quedó en la definición de estos componentes, sino que fue un paso más allá y jugó a combinarlos entre ellos. Para él, solo la suma de los tres daría lugar al amor completo, ese que la mayoría desearía tener y que contiene los ingredientes que pueden garantizar la máxima satisfacción por constituir la manifestación más plena del amor.

Pero, ¿qué pasa con todas las historias de amor que la ficción romántica en todas sus formas nos ha traído a la cabeza? ¿Están presentes la totalidad de los componentes? ¿Qué pasa si solo se da dos de ellos?

Intimidad + Compromiso -> AMOR COMPAÑERO

Este tipo de amor es algo así como una amistad comprometida a largo plazo. Puede ocurrir en algunas relaciones que se inician con el componente de la pasión, pero que con el paso de los años acaba convertida en este tipo de amor.

Es un tipo de amor que encontramos en muchas historias románticas, especialmente como punto de partida de alguno de los protagonistas que acaba de abandonar una relación de amor de duración.

Otro ejemplo de esto lo podemos encontrar en la (grandísima) serie Friends, cuando los guionistas, tras un periodo de enajenación mental transitoria, decidieron juntar a Rachel y Joey. Sí, había intimidad y había compromiso, pero les falta funcionar a otros niveles...




Pasión + Intimidad -> AMOR ROMÁNTICO

Es una relación "de agrado" entre dos personas a la que se le suma una atracción física. Dicho en otra palabra: los personajes se gustan y se excitan mutuamente.

Esto lo podemos encontrar en la mayoría de comedias románticas porque, sí, los protagonistas se aman locamente y sienten que han encontrado a su media naranja, pero en dos horas de película difícilmente sabremos si hay o no compromiso. O si ambos están en el momento de llevarlo a cabo.

Como en Pretty Woman, sin ir más lejos...




Pasión + Compromiso -> AMOR FATUO

Para ilustrar este tipo de amor me vienen a la cabeza todas esas historias que empiezan con una borrachera en Las Vegas con el posterior paseo por la capilla en compañía de Elvis. Es un amor precipitado que carece del elemento estabilizador que es la intimidad. 

Por lo general, suele durar poco. Aunque claro, si hablamos de ficción romántica, todo en esta vida tiene solución y la intimidad acaba llegando.

La novela Sweet Filthy Boy, de Christina Lauren (que, por desgracia, no está traducida al castellano), tiene una trama parecida en la que en un principio podemos encontrar el tipo de amor fatuo.




Intimidad + Compromiso + Pasión -> AMOR CONSUMADO O COMPLETO

Finalizo con una de mis parejas de ficción favoritas: Lily y Marshall, de la serie Cómo conocí a vuestra madre. Lo tienen todo, creo que su relación está perfectamente construida y todos los componentes del amor se ven reflejados a lo largo de las nueve temporadas que duró la serie.



Hasta aquí la respuesta de Stenberg (y la mía) a la pregunta: ¿de qué está hecho el amor?

¿Habías pensado sobre esto alguna vez? ¿Se te ocurren más ejemplos?


Alejandra Beneyto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram