Relatos biográficos para la creación de personajes


Todo tiene un punto de partida. Todo tiene un inicio, un nudo y un desenlace. Un pasado, un presente y un futuro.
Dentro de la ficción también, claro. 
Cuando nos decidimos a contar una historia lo hacemos escogiendo un periodo de tiempo. Nos centramos en una franja temporal concreta e intentamos construir una trama que tiene lugar dentro de ella.

Lo mismo pasa cuando elegimos nuestros personajes; los creamos en un punto temporal de referencia. Lo normal es que tengamos una idea general de quiénes son. De cuáles son sus características, sus miedos y sus motivaciones. También de qué les espera a lo largo de las páginas que están por venir. Y qué parte de su vida queremos contar.
Conocer a un personaje no es fácil. Si quieres hacerlo bien, lo normal es que este proceso te lleve tiempo. Muchas veces están ahí, en silencio, sin que tú les hagas demasiado caso. Mientras esperas al autobús, en los diálogos de una película o en la letra de esa canción que no dejas de escuchar en todas partes. Se van cociendo a fuego lento y tú solo tienes que dejarte llevar e incluir esos detalles del día a día que crees que pueden ayudar a dar forma a su estructura.

El día que decides ponerte a escribir sobre ellos tienes muchos más datos de los que te piensas. Sabes qué comida les gusta, a qué le tienen manía o cómo es su relación con sus padres. Sabes muchas cosas, pero al mismo tiempo sientes que todo está un poco disperso.

Aunque está mal que diga esto en un blog que principalmente se enfoca a la construcción de personajes, me lancé a la primera historia que creé sin haber puesto por escrito ni una sola característica de mis personajes. Ojo, lo sabía todo de ellos. Conforme pasaban los días sabía más cosas. Sabía cómo había sido su infancia y su adolescencia, sabía qué les gustaba tomar de postre y tenía un boceto mental de su personalidad. Pero llegó un punto de la historia que me di cuenta de que no podía avanzar si no me paraba a coger aire y a concretar cosas. Necesitaba orden. Necesitaba estructurarlo todo con claridad. Necesitaba explorar con mayor profundidad todo aquello que en principio ya sabía.

Después de darle muchas vueltas y de no saber cómo conseguirlo, decidí que me lo contaran ellos. No, no me había vuelto loca. Realmente creía que tenía que existir una manera de conocerlos más a fondo, y así fue como se me ocurrió usar los relatos biográficos.

Los relatos biográficos son de estructura libre y nos sirven para explorar la línea vital del personaje. En principio están pensados para usarlos con los protagonistas, aunque hay historias con personajes secundarios complejos para las que también puede ser útil esta técnica.

Son pequeños resúmenes en los que intentamos plasmar cómo ha sido, es y será la vida del personaje en los diferentes planos (familia, estudios/trabajo, amistades, relaciones...). 
A mí me ayuda mucho redactarlos en primera persona, porque tengo la sensación de que las ideas fluyen mucho mejor; es como si me lo contaran ellos. 

Suelo hacer un mínimo de tres; uno bastante largo y otros dos de menor extensión que me sirven sobre todo para centrar ideas.

¿Que cómo los organizo? Pues lo primero que hago es hacerme un listado de las áreas del personaje en las que quiero centrarme. Por lo general son las que siguen:
  • Familia
  • Amistades
  • Relaciones
  • Estudios/trabajo
  • Motivaciones
  • Metas
  • Handicups/dificultades
  • Rutinas
Define bien antes de empezar qué necesitas conocer de todas ellas e intenta también dividir la vida de tu personaje en fechas (infancia, adolescencia, adultez temprana...) 

A continuación toca sentarse a ponerlo todo por escrito:

RELATO DEL PASADO DEL PERSONAJE: este es con diferencia el relato en el que más me extiendo. Creo que es el que me va a permitir conocer mejor a mi personaje y saber qué lo ha llevado a ser como es. Me explayo especialmente en la relación que durante la infancia y la adolescencia tenía con su familia y con la gente más allegada. Con sus padres, sus hermanos, y también con los amigos más significativos de la época. 
Se habla también de la elección de estudios o trayectoria profesional escogida, de las primeras experiencias románticas y de las lecciones más importantes que aprendieron. 
Intento cubrir todos los puntos que he señalado anteriormente y detallar especialmente su forma de ser.

PRESENTE: este relato contestaría a la pregunta ¿en qué momento vital se encuentra el personaje? Es el punto de partida de la historia. Aquí hay que concretar muy detalladamente los diferentes planos porque hacen referente al presente inmediato del protagonista. Hay qué saber dónde se encuentra para entender las decisiones que va tomando a lo largo de la trama.
Algo que me ayuda a mí es contar cómo es un día en la vida del personaje justo antes de que dé comienzo la historia.
Si por ejemplo empieza un lunes, escribo cómo habría sido el día anterior. O un día cualquiera la semana pasada. Esto me ayuda a centrar al personaje en su día a día y a evaluar el impacto que ha tenido el suceso inicial de la historia.

FUTURO: aquí simplemente detallo las líneas generales en las cuales me planteo una evolución del personaje. Este relato suele ser el más difícil de hacer, porque muchas veces esto se va descubriendo poco a poco a medida que vas avanzando en la trama. No obstante, siempre es bueno tener una idea de adónde se quiere llegar.

En esto, básicamente, consiste la técnica de los relatos biográficos.
¿Qué te parece? ¿La habías utilizado alguna vez? ¿Cómo te organizas tú?







Alejandra Beneyto

2 comentarios:

  1. A mi me gusta hacer relatos pequeños sobre los momentos mas relevantes de su vida, aunque a veces me encuentro con que esos momentos "importantes" en realidad no tuvieron importancia y otros que ya estaban en mi mente y no les hice mucho caso son parte profunda del personaje.
    Buena entrada. :)

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy interesante lo que comentas. Y sí que es verdad que a veces que, a medida que exploramos en la profundidad del personaje, se nos desmontan esquemas.
    Lo probaré!
    Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar

Instagram