¿Qué tipo de inteligencia tiene tu personaje?


La construcción de personajes es un proceso bastante complejo. Si quieres hacerlo bien, lo normal es que te lleve mucho tiempo.

Por un lado está la parte externa del personaje: apariencia física (pelo, color de ojos...), complexión, gestos, manera de andar y hablar, tics que pueda tener, signos... 

Esta parte es muy importante si queremos que el lector se imagine de manera exacta al personaje. Si conseguimos proyectar la imagen de la manera más fiel posible a como es en nuestra cabeza, será más fácil que conecte con ellos. 

Luego está la parte interna, que incluye desde la personalidad y estilo de comportamiento, sus gustos y motivaciones, hasta sus metas y carácter (de esto hablaremos más adelante). 
Dentro de la parte interna, un constructo muy importante y al que no se le suele dar, a priori, mucha importancia, es la inteligencia del personaje. 


Para variar, como todo en Psicología, existen un montón de teorías que tratan de dar explicación a qué es la inteligencia. 

Por una parte, están las corrientes que estudian si la inteligencia es hereditaria o si tiene más que ver con el ambiente. Los últimos estudios respecto al tema de la heredabilidad de la inteligencia apuntan a que el componente genético de la inteligencia oscila entre el 40 y el 70%. Es decir, que aproximadamente la mitad de la variabilidad que da lugar al famoso Cociente Intelectual (CI) sería de origen genético.

Por otra parte, los teóricos estudian qué es la inteligencia. Los hay que dicen que la inteligencia es un único factor general y hay otros que hablan de diferentes tipos. Es en estos últimos donde quiero hacer hincapié.

A la hora de crear un personaje, creo que es importante tener cierta idea acerca de esto que estamos comentando y relacionarlo con la construcción de su inteligencia. No será lo mismo un personaje que se le dan bien los números que otro que tenga muy buenas habilidades sociales. Según el tipo de inteligencia en el que más puntúe, hará unas elecciones de profesión concretas. Se relacionará con el mundo de una determinada manera, tendrá una serie de preferencias y destacará en unas facetas u otras.

Dentro de estos modelos que dicen que hay distintos tipos de inteligencia, uno de los más aceptados es el de Gardner y su Teoría de las Inteligencias Múltiples. Define la inteligencia como un conjunto de habilidades, talentos y capacidades que todos los individuos poseen en cierto grado y que son independientes entre sí.

Los diferentes tipos serían: inteligencia lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal-cinestésica, intrapersonalinterpersonal.

Todos puntuaríamos, en mayor o menor medida, en estos factores de inteligencia. Es importante, de cara a la construcción de un personaje, saber cuál de estos tipos de inteligencia es el que predominaría. En función de esto, podremos determinar con mayor seguridad cuáles son su aficiones, qué se le da bien y hacia dónde orientar su carrera profesional.


¿En qué consisten los diferentes 
tipos de inteligencia?

  • LINGÜÍSTICA: es la capacidad de usar palabras de manera efectiva al escribirlas o hablarlas. Este tipo de inteligencia será el que predomine en personajes que se dediquen a carreras de letras: escritores, abogados, profesores...
  • LÓGICA-MATEMÁTICA: confrontación y valoración de objetos, abstrayendo y discerniendo sus relaciones y principios subyacentes. Es muy característica de carreras para las que se requiera un alto razonamiento numérico o capacidad de resolución de problemas.
  • ESPACIAL: es la habilidad para percibir el mundo visual con precisión, para transformar y modificar los percibido y para recrear experiencias visuales incluso en ausencia de estímulos físicos. Esta inteligencia es propia de arquitectos y determinados tipos de artistas.
  • MUSICAL: es la capacidad, no solo de componer e interpretar piezas con tono, ritmo y timbre, sino también de escuchar y juzgar. Es la que se dará en personajes relacionados con el mundo de la música y el espectáculo
  • CORPORAL-CINESTÉSICA: dominio y orquestación de los movimientos del cuerpo. Manipulación hábil de objetos. Este tipo de inteligencia está muy relacionado con el anterior. Es característico de atletas y bailarines.
  • INTRAPERSONAL: determinar con precisión el estado de humor, los sentimientos y otros estados mentales de uno mismo utilizando esta información como guía de conducta en la interacción con el mundo. Representaría el grado de conocimiento que cada persona tiene de sí mismo. La inteligencia intrapersonal se da en personajes con una alta capacidad introspectiva. No tiene por qué estar relacionado con un tipo de trabajo concreto.
  • INTERPERSONAL: determinar con precisión el estado de humor, los sentimientos y otros estados mentales de los otros. Es el tipo de inteligencia predominante en esas carreras en las que el trato con los otros es lo más importante.

Hasta aquí mi aportación de los tipos de inteligencia. ¿Habías oído hablar de ellos alguna vez? ¿Lo habías tenido en cuenta en la planificación de tus personajes?




Alejandra Beneyto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram