Lo que leí en el primer trimestre de 2017



Hoy te traigo una entrada un poco diferente. Una parte muy importante de ser escritor es, sin duda, leer. Es imposible adquirir un buen uso de las palabras si no nos nutrimos de las letras que otros han unido en una historia.

Siempre me ha gustado recomendar los libros que me han hecho pasar un buen rato, o que me han llegado de algún modo. Cuando empecé este blog, me dije que estaría bien dedicar alguna semana a hablar de los libros que he leído recientemente. Pero la verdad es que, semana tras semana, siempre encuentro algo que quiero contarte acerca de la construcción de personajes u otros recursos para trabajar en tu novela.

Esta semana acaba el mes de marzo, el primer trimestre de 2017, y he pensado que podría ser un buen momento para hablarte de las lecturas que me han acompañado durante los primeros meses del año.


No están todas las que he leído, solo las que más me han gustado y las que creo que pueden llegarte. Espero que si decides darle una oportunidad a alguna, te hagan pasar tan buen rato como a mí.

23 otoños antes de ti de Alice Kellen

Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. O al menos eso fue lo que Harriet Gibson pensó tras conseguir casarse allí con Luke Evans, el primer desconocido que se cruzó en su camino. Esos papeles matrimoniales eran todo lo que necesitaba para cobrar la herencia de su padre. Sin embargo, todo se complica cuando, dos años después, él da con su paradero y llega sin avisar al pequeño pueblo donde ella vive. Luke es testarudo y tiene la firme intención de conseguir el divorcio, pero Harriet no tarda en advertir que también es descarado, sexi y divertido; algo que termina siendo un camino tentador pero lleno de problemas. ¿Qué hacer cuando tu corazón toma la dirección equivocada? «A veces, un lugar perdido en medio del mapa puede ser el detonante para encontrarse a uno mismo».

Viajando hacia mi destino de Abril Camino

Hace mucho tiempo, Lucía era la chica más alocada de Madrid. Cuando la vida la atropelló, ella decidió convertirse en todo aquello que los demás esperaban que fuera. Ahora, con casi treinta años y a menos de un mes para su boda, se sube a un avión junto a sus tres mejores amigas. Aún no sabe cómo han conseguido convencerla de que recorrer Europa Central durante tres semanas es la forma ideal de celebrar su despedida de soltera. A pocos días de cumplir los veinte, Diego emprende un viaje en tren con su mejor amigo para despedirse de un año desenfrenado de Erasmus y para celebrar que ha conseguido llenar su vida con las tres únicas cosas que le importan de verdad: su familia, su música y una chica diferente cada noche. Una que no le pregunte por su pasado ni pretenda compartir con él más que un rato en posición horizontal. Diego y Lucía se encontrarán en un punto del camino en el que descubrirán que no todos los viajes tienen un destino claro, y que el destino puede, a veces, ser el viaje más emocionante de todos.

Decidiendo mi destino de Abril Camino

Lucía sabe que su cordura tiene una receta: no permitirse pensar ni una vez en el pasado. En lo que dejó atrás el día que se marchó de Berlín. En la oportunidad perdida de conocer el verdadero significado de la felicidad, de vivir un amor pleno.
Diego ha pasado por tantas fases en los últimos años que ya no sabe si se ha vuelto loco. Ha intentado odiarla, ha intentado olvidarla, ha intentado alejarse. Lo único que no ha conseguido es dejar de quererla. 
Han pasado seis años.
Seis años desde aquellas tres semanas en que se encontraron.
Seis años desde aquel día en que se perdieron.
La vida ha cambiado. Ellos han cambiado.
Lucía y Diego retoman su viaje. Lucía y Diego retoman su destino.

Tenías que ser tú de Susan Elizabeth Philips

Chicago no está preparada para Phoebe Somerville, el bombón más escandaloso y curvilíneo de Nueva York, que acaba de heredar el equipo de fútbol de los Chicago Stars. Y Phoebe no está preparada para el entrenador estrella de los Stars, Dan Calebow, dorada y salvaje leyenda viva de Alabama.
Dan es todo lo que Phoebe aborrece: un machista intransigente. Y la nueva y bella jefa es todo lo que Dan desprecia: una niña bien sin dos dedos de frente. ¿Por qué, entonces, se siente atraído por ella. Y ¿por qué el encanto de niño bueno de Dan hace que la cosmopolita Phoebe se sienta torpe, tímida y extrañamente asustada? Porque la pasión es el nombre del juego, y hay dos tercos oponentes decididos a ganar.

Valiente Vera, pequeña Sara de Neïra

Vera, Sara y Alexander eran inseparables. Siendo adolescentes, habían establecido un vínculo especial, una amistad inquebrantable; habían trenzado sus vidas con nudos en apariencia irrompibles.
¿Por qué entonces, en la actualidad, Sara se siente sola? ¿Por qué hace años que no está cara a cara con ninguno de los dos? ¿Por qué los veranos en el lago ya no son tan mágicos como en algún momento fueron? ¿Por qué resulta tan fácil romper las promesas?
Dos hermanas, un chico y el lago como único testigo de una historia que marcó la vida de cada uno de ellos.
Una novela sobre esas decisiones cobardes que tomamos en algún momento, pero también sobre personas valientes que les hacen frente. Sobre esa amistad profunda que se forja en la juventud y que sobrevive incluso al paso más cruel del tiempo. Sobre el miedo, el rencor, el fracaso. Pero también sobre el amor; el amor por la familia, por los amigos, por el hogar, por aquellas personas que poseen la capacidad de hacer que tu mundo gire o deje de hacerlo. Sobre un amor de verano y sobre el amor de toda una vida.

La magia de ser Sofía de Elisabet Benavent

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.


Esto no es una historia de amor de José A. Pérez Ledo

Para Dani, hijo único de 35 años, el amor romántico es un artificio fomentado por las películas de Hollywood. Una mentira que lleva siglos creando expectativas imposibles en las personas que se pasan la vida buscando ese crescendo de violines bajo un cielo estrellado.
Y mientras espera a que la inspiración le regale una historia digna de convertirse en su primera novela, se gana la vida escribiendo biografías de empresarios al borde de la jubilación. Lo hace por encargo de empresas que regalan sus libros a los presidentes salientes.
Así es como conoce a Eva, la hija de un magnate inmobiliario que vive alejada de su padre y de su fortuna, trabajando como profesora en una guardería de la periferia, y de la que se enamora inmediatamente. 
De este modo, nuestro antihéroe se verá arrastrado a una de esas historias en las que él mismo no cree: su vida se transformará en una comedia romántica que irá cumpliendo, punto por punto, y con plena autoconsciencia, cada uno de los clichés del género. 
Pero, como ocurre en toda historia de amor, también esta se verá truncada. Dani pasará entonces un auténtico —y cómico— calvario emocional, que acabará cuando, tras superar una serie de etapas de duelo y hundirse por completo en la miseria, alcance un estado mental que quizá sea —o quizá no— eso que algunos llaman «madurez».


Estos son los siete libros que más he disfrutado durante los meses de enero, febrero y marzo. Me resulta difícil quedarme con uno solo, pero si tuviera que mojarme elegiría a dos de ellos:

Valiente Vera, pequeña Sara, porque para cuando te das cuenta de que el "conflicto" principal de la historia no es la relación entre los protagonistas, la novela ya te ha conquistado por completo. Porque está perfectamente narrada. Por lo creíbles que son sus personajes. Por lo intensa que es y lo mucho que te hace sentir. Es una de esas historias que sin duda merecen la pena.

Esto no es una historia de amor, porque, efectivamente, no es una historia de amor. O, al menos, no es una novela romántica. Pero la historia y su narración te envuelven. La manera en la que está escrita te atrapa, te hace identificarte con el protagonista y entenderlo a pesar de sus excentricidades. Es una historia que habla del presente, de las crisis vitales y de la vida real. Todo esto con la gran dosis de humor que se desprende en cada línea. Puede que sea el libro con el que más me he reído nunca. 100% recomendado para desconectar y reírte de ti mismo.

Espero que alguna de estas historias se vaya a casa contigo. ¿Las conocías? ¿Has leído alguna?

Alejandra Beneyto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram