Percepción de personajes


Desde que abrí el blog hemos hablado de diferentes trucos que utilizo para construir personajes. Estoy preparando una entrada en la que hablaré del orden que sigo a la hora de planificarlos para que puedas replicar mi método si te interesa, pero hoy quiero hablarte de cómo explotar las características que vamos dejando entrever de nuestros personajes a lo largo de una novela.

Cuando estaba en la universidad, tenía una asignatura llamada Psicología Social que tenía un bloque muy interesante llamado Percepción de personas. Ya te hablé aquí de algunos factores que median en la atracción interpersonal. Esta información también estaba extraída de ese mismo tema, que venía a decir que la proximidad y semejanza, las características físicas, el afecto y la competencia ayudaban a incrementar la atracción entre personas. Esos mismos factores, extrapolados a la literatura, nos permitía conocer qué aspectos habían que trabajar más en nuestros personajes para aumentar su atractivo frente al lector. 

Los estudios sobre percepción de personas señalan como determinante a la hora de crear una impresión sobre alguien los llamados factores relativos al contenido de la percepción, es decir, los factores relacionados directamente con la persona o, en este caso, el personaje.

Esto quiere decir que es muy importante la información que vayamos presentando del personaje y cómo la introduzcamos en la historia, porque va a tener un efecto directo en la percepción que el lector tenga sobre ese personaje.

El primero de los factores es el denominado EFECTOS DEL ORDEN. Existen dos efectos distintos:
  • Primacía: capacidad que tiene la primera impresión sobre una persona para generar en la mente una idea permanente sobre esta.
  • Recencia: impacto que la última información recibida tiene sobre la impresión general de un estímulo o una persona.
Según los estudios de Asch, los primeros rasgos ejercen un efecto sobre los posteriores, es decir, que cada nuevo adjetivo se interpreta a la luz de los que ya han sido recibidos.

Esto se puso de manifiesto en un estudio concreto en el cual se presentaba a un grupo de personas los siguientes rasgos acerca de dos sujetos diferentes:

a) INTELIGENTE, TRABAJADOR, IMPULSIVO, CRITICO, TESTARUDO Y ENVIDIOSO. 

b) ENVIDIOSO, TESTARUDO, CRITICO, IMPULSIVO, TRABAJADOR E INTELIGENTE.

El sujeto A fue mucho causó una mejor impresión que el sujeto B, lo cual nos lleva a la conclusión de que la información que se deja caer sobre nuestros personajes en un primer lugar tendrá un mayor impacto en el lector. Es importante tener esto en cuenta a la hora de presentar a los protagonistas de nuestra historia.

Otro de los factores que influyen en la percepción de personas es el TONO EVALUATIVO DE LOS ELEMENTOS INFORMATIVOSEsto viene a decir que cuando la información que tenemos sobre una persona contiene elementos positivos y negativos, estos últimos tienen mayor importancia en la impresión formada.

La explicación que se ha dado radica en el mayor grado de amenaza; la información negativa tiene mayor valor negativo. De una información positiva a una negativa es muy fácil cambiar, en cambio, de negativo a positivo es muy difícil, porque lo que intentamos es confirmar la primera impresión.

Por ello, debemos tener en cuenta qué tipo de información mostramos de nuestros personajes. Si uno de ellos se presenta ante el lector mostrando características negativas, como escritores tenemos que saber que se nos presenta el reto de "lavar" su imagen para que sea apreciado por aquel que está leyendo su historia.
Esto pasa mucho con esos personajes que se muestran al principio como prepotentes, bordes o maleducados, pero que a lo largo de las páginas van evolucionando hasta ganarse el corazón del lector.

El tercer factor implicado sería EL VALOR DE LA INFORMACIÓN ÚNICA Y REDUNDANTE, que viene a decir que la información que se presenta de manera única tiene un impacto más poderoso que la que lo hace de forma redundante. 

Uno de los estudios que descubrió esto fue uno en el que se presentó a un grupo los siguientes rasgos:

INTELIGENTE, HABILIDOSO, TRABAJADOR, FRÍO, DECIDIDO, PRÁCTICO Y PRUDENTE.


Puesto que todos los ítems menos "frío" se relacionan con la dimensión "intelectualidad" (son redundantes), el impacto de "frío" fue mayor que el resto.

Por ello, es importante no repetirnos en la descripción del personaje, e intentar que la información que vamos dando de ellos sea única y que aporte valor al lector. . 


El cuarto de los factores relacionado con la percepción de personas es el NIVEL DE AMBIGÜEDAD DE LA INFORMACIÓN: un rasgo ambiguo suele tener menos importancia que otro claro y preciso.


La susceptibilidad de confirmación de un rasgo depende de: la "visibilidad" del rasgo, la cantidad de indicios necesarios para afirmar la presencia o no de determinado rasgo y el grado de concreción del rasgo.

Hay que tener en cuenta que un rasgo ambiguo suele tener menos importancia que otro claro y preciso; habrá que definir lo más acertadamente posible las características que definen a nuestros protagonistas. 

Además, para que un rasgo sea más creíble durante el desarrollo de la historia, tiene que ser visible, es decir, se le debe mostrar al lector a lo largo de la trama. Esto reunirá los indicios necesarios para confirmar la presencia de dicho rasgo.

El último factor que influye en la percepción de personas sería EL PROPIO CONTENIDO DE LA INFORMACIÓN. 


Cuando percibimos a una persona, recibimos información de diversa índole:
  • Información referida a la apariencia física: el aspecto físico nos aporta información acerca del estado de ánimo de la persona, de las categorías sociales a las que pertenece y de los rasgos de su personalidad.
  • Información referida a su comportamiento: la conducta no es un indicador muy fiable de los estados internos, pensamientos y sentimientos de una persona.
  • Información referida a los rasgos de su personalidad y actitudes inferidas: predomina cuando se nos pide que describamos a otra persona. Al descubrir disposiciones estables de otra persona, adquirimos también cierta capacidad predictiva sobre su comportamiento.
  • La información sobre relaciones, sobre metas y objetivos que persigue y sobre contextos.
Este último punto está muy relacionado con lo que hemos ido hablando en diferentes posts (sobre todo en este), es decir, con la construcción previa que se haya hecho del personaje.


¿Consideras que es útil saber cómo se construye la percepción para sacar un mayor partido del personaje? ¿Utilizabas, sin ser consciente, alguno de estos factores? 

Alejandra Beneyto

1 comentario:


  1. Hello There. I found your blog using msn. This is a really well written article. I'll make sure to bookmark it and come back to read more of your useful info. Thanks for the post. I'll definitely return. all of craigslist

    ResponderEliminar

Instagram